Publicado por smap in , | noviembre 03, 2017




 El arándano es una planta frutal de la familia de los berries, aunque por la tonalidad de sus hojas rojas en otoño, también suele usarse como ornamental. En ésta época del año, sus hojas deberían estar de color verde, pero por el clima frío y las lluvias que se han extendido hasta fines de octubre, pueden encontrarse plantas con hojas rojas, aunque no las perderá como en otoño. El arándano no necesita espaldera o sostén, porque es un arbusto que se autosostiene, y a diferencia de otros berries tiene una sola floración al año. Por la característica de sus raíces, no puede ofrecerse como otros frutales a raíz desnuda, y en el trasplante, se debe tener mucho cuidado, ya que son raíces muy delicadas, en suelos pesados no se desarrollan y si es un suelo húmedo o mallinoso se pudren rápidamente. Para mostrar una de las maneras de trasplantar un arándano, por las condiciones del tiempo, Santiago realizó dentro del invernadero un camellón, aunque una plantación de arándano no requiere bajo cubierta.



El arándano debe plantarse superficialmente, y en el suelo debe hacerse un hueco con forma de palangana y luego de despeinar las raíces hacia los costados, para que se desarrollen más rápido, se presenta y se cubre de tierra.

 El suelo debe ser flojo, con mucha materia orgánica y ligeramente ácido, con un Ph que gire entre 5,5 y 6 de Ph. Para lograr un suelo ácido, se puede regar cada tanto con un vinagre de vino o de alcohol, o bien, espolvorear el camellón con escamas de azufre y mezclar bien con el resto del sustrato, aunque una vez que se incorpore, recién a los 6 meses se acidificará.-

MAS VIDEOS DE JARDINES Y HUERTAS

Search

Redes Sociales

Facebook More Twitter